Las cazoletas Bengala Spain están llenas de historia, para poder hablar de ellas nos tenemos que remontar unos siglos atrás, al nacimiento del oficio artístico milenario que les da vida, la alfarería.

Este antiquísimo oficio artesanal se asentó en la Península Ibérica con la llegada de los Tartessos, alrededor del año 1.000 a.C., una tradición que sin duda ha enriquecido nuestra cultura desde sus raíces más profundas.
En sus inicios, los alfareros creaban utensilios de todo tipo que se utilizaban en la vida cotidiana, pero con el paso de los años y los avances modernos, este oficio ha ido poco a poco desapareciendo hasta ser solo unos pocos los que mantienen viva la herencia histórica de la alfarería.
En Bengala Spain tenemos la suerte de poder contar con la profesionalidad de uno de los mejores del mundo en este oficio; el que hace posible que calidad, diseño y funcionalidad vayan de la mano en cada uno de los modelos que crea con dedicación para nosotros.

El proceso que lleva a una cazoleta desde el momento en el que se termina de diseñar hasta que se encuentra en nuestras instalaciones, es de aproximadamente una semana; es un proceso laborioso que sigue una línea de creación muy marcada para que el resultado sea impecable.
Es importante hacer hincapié en el trabajo artesanal que se lleva a cabo y por eso hemos querido hacer este pequeño homenaje a nuestro maestro alfarero.





Tras la finalización del diseño inicial de la cazoleta, se le envía a nuestro maestro alfarero, quien, con la ayuda de su equipo, elabora un prototipo para comprobar si ese modelo es apto o no para una posterior comercialización en el mercado.

Una vez que el prototipo ha pasado las pruebas de testeo, es el momento de comenzar con la producción de la cazoleta.
El primer paso es amasar el barro con las manos para poder después moldearlo, humedeciéndolo para que sea más maleable hasta conseguir el aspecto deseado; una vez se ha conseguido dar forma a la pieza, se corta por la base para después dejar que el barro se seque.
A continuación, la pieza de barro ya moldeada y seca, se rae, esta técnica consiste en raspar toda la superficie de la pieza hasta quitarle todas las imperfecciones para hacer que el diseño sea lo más liso y uniforme posible; tras este proceso, se sella con el logo de Bengala Spain para más tarde cocer las piezas en el horno.
Posteriormente se bañan en pigmento para, seguidamente cocerlas de nuevo en el horno.

Una vez finalizada esta sucesión de pasos, se procede al correcto embalaje de cada una de las cazoletas que más tarde se envían a nuestras instalaciones para finalmente llegar a los hogares de nuestros clientes, para que puedan disfrutar de unos momentos de relax con unas cazoletas que hacen posible que el rendimiento de su cachimba sea impresionante.

Producto añadido a la lista de deseos

Este sitio web utiliza cookies de terceros para mejorar la experiencia de usuario. Al continuar con la navegación entendemos que acepta nuestra política de cookies.